ESTAMPADO PLASTISOL

Imprimir

ESTAMPADO EN PLASTISOL

La tinta plastisol se usa ampliamente en el estampado o serigrafía de prendas textiles. El modo de empleo de esta tinta es fácil. No se seca en la pantalla. Para el estampado en fondos oscuros viene una variedad opaca de tinta plastisol. La tinta plastisol se adhiere a la mayoría de los sustratos textiles. Se compone principalmente de resina PVC (en polvo blanco) y un plastizante (un líquido espeso y transparente). La tinta plastisol se tiene que calentar o curar entre 145º - 166º C. para garantizar el agarre en la prenda. 

Puede serigrafiarse prácticamente sobre cualquier superficie con tal de que ésta sea capaz de resistir el grado de calor requerido para lograr el curado completo de la tinta y con tal de que el sustrato sea lo suficientemente poroso como para permitir buena penetración de la tinta. 

La tinta plastisol no tiñe las fibras del sustrato textil. Las fibras quedan envueltas por la tinta. Se forma un enlace mecánico entre la tinta y las fibras. Por esta causa la tinta plastisol no se adhiere a los sustratos no porosos tales como los plásticos, los metales y el vidrio. 

El proceso básico para producir Transfer con Plastisoles no es complicado. Se complica un poco más cuando el diseño a serigrafíar tiene muchos colores. Se imprime un diseño con tinta Plastisol, pero en lugar de imprimirlo directamente sobre la tela, se imprime en un papel especial. El papel es luego pasado a través de un horno de secado donde la tinta es calentada hasta que se gelifique suficientemente para estar seca al tacto. Es importante no curar la tinta demasiado (sobregelarla). El resultado de la impresión, llamada Transfer, puede ser guardado hasta que se necesite. Cuando se quiere aplicar el Transfer a una prenda, se coloca ésta en la plancha de calor, se pone el Transfer en el frente de la prenda, situando la tinta hacia abajo y se cierra la prensa. Ésta previamente la habremos puesto con su presión, temperatura y tiempo adecuados. 

La resistencia al lavado del plastisol (habiéndose curado por completo) es excelente tanto en el estampado directo sobre la camiseta como en la prenda decorada por la aplicación de una transferencia térmica de plastisol. 
Evitar el lavado a seco. Evitar el planchado de la parte estampada.